Page 88

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

atendían espiritualmente, y ellos fueron los que a finales del siglo XIII extendieron esta devoción a toda la Iglesia. Existe en el Archivo Municipal de Ontinyent una copia del escrito del Ayuntamiento en fecha 27 de Noviembre de 1930, dirigido a la Comunidad de Padres Franciscanos, en el que comunican la exención de los impuestos y arbitrios municipales que tenían concedidos por el acuerdo adoptado el 13 de Abril de 1927. 85 El Pontó Merin. El Cáliz que se empleaba en las celebraciones de las Misas. Siglo XIX. Los franciscanos no tardaron en contestar al Ayuntamiento exponiendo sus justas razones por las que solicitaban la continuación de ser eximidos de los impuestos demandados, porque eran muchos servicios sin ningún beneficio los que prestaban los a la población, entre los que se encontraba: asistencia gratuita a los alumnos externos de Ontinyent, la asistencia de profesores en el Colegio del Patronato, el socorro a multitud de pobres que acudían diariamente a sus puertas en demanda de comida, así como la asistencia a varias ermitas y oratorios, entre ellos se encontraba El Pontó Marín. Finalmente llegaron a un acuerdo, no hubo ni vencedores ni vencidos, el Colegio Convento de Franciscanos pagó los impuestos y el Ayuntamiento hizo una subvención especial por la misma cantidad. Don Manuel Simó Marín. Nació en Ontinyent en 1868 y su muerte en 1936 se produjo en los primeros días de la Guerra Civil.


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above