Page 56

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

Por efecto del derrumbe de la cubierta del edificio en 1.926, como consecuencia de una fuerte nevada, D. Manuel Simó reconstruye el salón Patronato y, más tarde, junto con su hermano D. José, ponen en práctica la donación en 1.927 a la Tercera Orden Franciscana. Llevan el trabajo de director de enseñanza el P. Fr. Fernando Alcina y los Sres. D. José y D. Manuel Simó Marín, cuya obra es muy amplia. Independientemente de la labor docente, el Patronato dispone de un extenso campo de fútbol, salón de teatro con dos compañías de aficionados, etc. Con estas actividades se llega hasta los tristes días del inicio de la Guerra Civil. Desde 1.945 se añade una nueva actividad escolar a la que ya estaba en funcionamiento antes de la guerra civil, la preparación de niños al Bachillerato en el Colegio de la Concepción. La dirige el P. Fr. Eusebio Arbona, ayudado por D. Roberto Tormo y, a partir de 1.953, por D. Alfredo Bernabeu Galbis. En 1.954 se amplia la labor docente con un parvulario, sufragado por el Estado, que dirige Dña. Amparo Montesinos y, desde mayo de 1.955, es Dña. Amparo Bernabeu Prats la titular. A parte de la labor docente, debemos referirnos a la parte cultural recreativa con magníficas representaciones teatrales como: Belenes, Isabel de Hungría, etc. Tenemos que destacar también las excursiones que, como final de curso, organizaba el P. Fr. Eusebio Arbona, que consistían en un viaje a una playa, o las romerías a Agres a mediados de septiembre. Cuando el P. Fr. Eusebio Arbona fue requerido por la Orden Franciscana, en 1.964, para el desempeño de su nuevo destino como Guardian del Real Monasterio de Santo Espíritu del Monte, fue sustituido por el P. Fr. Víctor Canet hasta que, ante la implantación de la Enseñanza General Básica, se tuvo que cerrar el centro. La junta de la Hermandad Terciaria Franciscana, después de largas deliberaciones, decidió que el edificio del Patronato había de seguir la labor social para el que fue fundado, cambiando su destino. Se acordó construir una residencia para personas mayores, ya que no existía ninguna en Ontinyent. Y así se creó una junta para que llevara a efecto dicho proyecto. La Fraternidad Terciaria Franciscana decidió nombrar dicha junta para la consecución del citado proyecto, cuya presidencia recayó en D. Vicente Simó Aynat, hijo y sobrino de los anteriores benefactores y, a la vez, por ser Terciario Franciscano. Hoy podemos contemplar este edificio moderno, con grandes ventanas, dotado de modernas y amplias habitaciones y dependencias. Oratorio semipúblico: Dispone de oratorio privado que preside una cruz y pequeña imagen de Cristo. Al lado del Evangelio existe una figuración de la Piedad. Detrás, la ventana que ilumina la estancia está formada por una vidriera moderna en forma de sol. Al fondo, unas puertas abatibles pueden dar a la estancia mayor capacidad al poder unir el salón biblioteca. Se solicitó al Ministerio de la Gobernación, en la Sección de Asistencia Social, una subvención económica. Posteriormente, después de aceptadas por D. Gabriel Cisneros, a la 53


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above