Page 232

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

La revista “Vida Católica Onteniense” del 9 de junio de 1935, daba cuenta de la fiesta en la ermita: “… con la fogata, disparo de fuegos de artificio, elevación de globos y rezo del santo Rosario por los llumeners en la tarde de dicho día. El día 10, lunes Pascua de Pentecostés, al toque del alba volteo de campanas, rezo del Ave María, toque de diana y celebración de Misa rezada, bendición de una imagen de la Purísima y gran procesión. Luego a las 7, solemne Misa, celebrada por el Rvdo. Cura de San Carlos, cantada con acompañamiento de armonio por los coros parroquiales y sermón panegírico a cargo del Reverendo Sr. Arcipreste de Santa María. Con posterioridad a las solemnidades religiosas, seguiría un almuerzo campestre, bailes populares” La misma publicación insertaba esta noticia: “Fiesta de San Esteban.- Esta popular y tradicional solemnidad montañesa, tendrá una resonancia y esplendor singular en este año, con la ayuda de Dios. La restauración de aquél Ermitorio, el nuevo altar, el precioso lienzo con la imagen del Protomartir, que nuestro “Carlets” (Carlos Tormo) está terminando, la nueva campana, valioso regalo de distinguida familia, y el entusiasmo popular por esta fiesta, son los elementos que darán realce a aquella manifestación de fe tan alta. La “foguera de Sant Esteve”, ya nos dice cada día que ha renacido allí la vida; la profusión de fuegos en la noche de Pascua de Pentecostés, nos dirán que reina allí el entusiasmo religioso Onteniense” Reseñamos la última noticia que tenemos con anterioridad a la Guerra Civil que publicó al Hoja Parroquial número 646, del 7 de junio de 1936, dice: “Con entusiasmo creciente, si cabe, se ha celebrado esta típica fiesta onteniense. Sana alegría y piadoso regocijo, son las características de esta fiesta montañesa. Misa cantada por el coro parroquial, breve sermón del Sr. Arcipreste. Dato singularísimo, casi acontecimiento: La Primera Comunión de la hija del ermitaño. Emoción intensa. La fiesta pasa fugaz, pero con gran brillantez popular y regocijante, ardorosa y con intenso calor y fervor cristiano…, con la foguereta de Sant Esteve” En mi juventud tuve un poco de sentido aventurero y durante los años cincuenta, en mis habituales recorridos por el término municipal, algún domingo, acudí solitario, a esta ermita. Dejaba la bicicleta en la finca de San Juan y por un sendero ascendía a ella. Después de desayunar regresaba a la población. Mis andanzas y correrías, al comentarlas con la gente joven, entusiasmó a varios amigos y formamos un grupo. Acompañado por los hermanos Vicente y José Albert Casanova, Hector Verdú Pastor, Vicente Gramage Tortosa, Enrique Martí Torró, Julio Miguel Alonso Tormo, Manuel Laporta Domenech, Francisco Torró Castelló y José Enguix Bordera, el 14 de marzo de 1954, realizamos a pie (no existía el actual camino forestal de acceso.) la primera excursión conjunta a Sant Esteve y decidimos fundar la “Penya Excursionista Fontinyent,” que más tarde, al engrandecerse, pasó a ser Centro Excursionista. 229


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above