Page 222

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

D. José María Belda Coll. D. Vicente Sarrió Montés. D. Enrique Sanchis Galiana D. Vicente Llora Galiana. D. Sr. Cura Arcipreste de Santa María. La nueva imagen salió de la gubia del escultor Inocencio Cuesta López El precio para la realización de la talla quedó estipulado en 10.000 pesetas. En ese importe estaba incluido el decorado y dorado de las andas. Para el pago se convino la entrega a cuenta de 2.000 pesetas en julio, más 1.500 pesetas para materiales de decoración de las andas y el resto del importe, a la entrega del Cristo. Se acordó que se entregaría a primeros de agosto de 1939. La cruz de madera se confeccionó en los talleres de Bautista Barberá Doria, residente en la calle de la Trinidad. Las andas fueron construidas por la empresa Mataix Hermanos, domiciliada en la calle Dos de Mayo de esta, costaron 4.000 ptas. Y la talla de las misma las realizó Francisco Torralba en su taller de la calle Tomás Valls. El alma de todo este esfuerzo fue de Daniel Gil Casanova. La casa de oración, o casa de ejercicios espirituales, contigua a la ermita, fue restaurada por iniciativa del cura de Santa María D. Francisco Martínez Ortiz. La primera piedra de la reforma se colocó el 1 de julio de 1945, actuando de padrinos D. Daniel Gil Casanova y Dª Pepita Simó. La obra estuvo realizada bajo la dirección del arquitecto Pedro Zanón Galán, y el 12 de octubre de 1946, fue bendecida e inaugurada. A su terminación se dio cuenta de los gastos. Ascendieron a cuatrocientas mil pesetas, mucha cantidad para aquellos precarios años, pero la caridad de los hijos de Ontinyent estuvo a la altura de las circunstancias. Auspiciado por el Sindicato Textil de Ontinyent, del que era entonces delegado local José Albiñana Gandía, jefe sindical textil Otón Fité Millars, jefe de la sección económica Enrique Pérez Moltó y secretario funcionario Manuel Úbeda Gramage, tuvo lugar en la plaza de la Concepción, en la tarde del 26 de julio de 1949, la bendición de la nueva imagen de Santa Ana, que luego fue llevada en procesión a la ermita; situándola en la capilla existente entrando a mano derecha. La talla de la imagen tiene la firma de, V. BENEDITO - 1949. Este acontecimiento fue aprovechado para proclamar Santa Ana como patrona de la industria textil de Ontinyent y, a la vez, intentaron instituir unos festejos que giraban en torno de este acontecimiento. Sólo duraron unos pocos años La primera cita sobre la celebración de la Vigilia de Espigas la encontramos en el semanario “La Paz Cristiana” del 27 de mayo de 1924 que dice: “Se está preparando con gran actividad la celebración de la Vigilia de las Espigas, en la ermita de Santa Ana, por la Adoración Nocturna de esta ciudad. La fecha será el cuatro de Junio por la noche para terminar el día cinco por la mañana, día de Pascua de Pentecostés” 219


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above