Page 206

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

“destrucción del Altar Mayor, con la consiguiente incineración de las paredes y techos; destrucción del entramado del piso del local destinado a escuela; destrucción de la cubierta, ventanas y puertas” El vecindario, terminada la contienda, aunque mermado económicamente, hizo poco a poco un gran esfuerzo para completar su total restauración. Transcurridos unos años, en 1942, se instaló en la ermita la luz eléctrica. En el Archivo Municipal he encontrado un escrito manuscrito, fechado 6 de abril de 1946, del maestro titular de esta escuela, D. José Muñoz, dirigido al Alcalde- Presidente del Ayuntamiento, solicitando mobiliario, puesto que solo disponía de 16 mesas bipersonales para una matrícula de 74 alumnos, con una asistencia media de 60 alumnos. Advertía que, para poder acomodar a los restantes, hacía uso de los banquillos de la ermita, haciéndole saber también que la mesa del maestro, estaba inservible. Ante este escrito, en la sesión ordinaria celebrada por la Gestora Municipal el 8 de abril del mismo año se acordó: la adquisición a Bautista Barberá Doria de, una mesa de profesor y dos mesas para alumnos de seis plazas cada una y doce sillas. En sesión del 22 junio de 1942, se decidió satisfacer al ebanista la cantidad de pesetas 780 por el mobiliario suministrado a la escuela del Pla, con cargo al presupuesto ordinario municipal. En el Archivo Municipal con fecha 24 abril de 1952 se halla un expediente en el que D. Joaquín Ureña Belda , domiciliado en las Casas de Micó, de la cuarta partida de Alquerías, en representación de la Junta de Festeros del Pla, solicita autorización para la celebración de las fiestas que tenían el propósito de celebrar el día 4 de mayo de dicho año. Los festejos programados eran los siguientes: “A las 7 y media de la mañana, misa de comunión general A las 10 y media Misa Mayor. A las 6 y media de la tarde Procesión” Quedaron autorizadas en sesión de la Comisión Permanente Municipal del 25 abril. La adoración nocturna de Ontinyent, celebró en esta ermita, durante la noche del 23 al 24 de junio de 1956, la Vigilia de las Espigas. Desde la Iglesia de San Francisco los oradores salieron en romería hasta la ermita Actualmente, en este lugar se celebra la fiesta denominada del “cúgol”, nombre que se conoce al apéndice de la flor de ajo, que antiguamente se daba mucho por estos parajes. Hoy con ser esta parte zona industrial, se han mermado mucho las plantación de estas liliáceas. Su fiesta: A parte de los actos religiosos propios, con misa solemne, procesión, etc. se organizan comidas y una cena consistente en la célebre “olleta”, que termina con un fin de fiesta. Sobre un improvisado escenario los aficionados al arte escénico, cantan bailan o interpretan alguna comedia o sainete valenciano. Son muchos los artistas nacidos en esta zona. Cabe destacar Isidro Mollá, padre e hijo, ambos excelentes rapsodas, de voz poética. 203


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above