Page 187

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

Oratorio privado Como se ha dicho, en la parte Sur, con acceso desde el exterior, existe un oratorio privado derruido, con dos hornacinas vacías. Entrando a ella a mano izquierda una lápida en letras romanas dice: “AQUÍ ESPERA LA RESURRECCIÓN DE LA CARNE, LAS CENIZAS DEL CUERPO DE D. TOMAS FITA, ANTES DONAT, QUE MURIÓ EL DÍA UNO DE NOVIEMBRE DEL AÑO MIL OCHOCIENTOS TREINTA Y CUATRO, A LOS SESENTA AÑOS, SIETE MESES Y DIEZ DÍAS DE SU EDAD. RUEGAN A DIOS POR SU ALMA.” La curiosidad malsana de algunos se preguntara el motivo por el cual D. Tomás Fita, anteriormente se llamaba Donad. La respuesta se encuentra en el Archivo parroquial de Santa María, puesto que el Registro Civil de Ontinyent fue quemado. Tomás Donad Sirvent nació el 22 de junio de 1774, sus padres se llamaron Eusebio Donad y Caterina Sirvent. Casó en la Parroquia de Santa María de Ontinyent el 17 de febrero de 1801 con Doña Mariana Fita, (hija de Don Vicente Fita Alcaínas.) A partir de su boda, cambia el primer apellido Donad por el de Fita. Estuvo domiciliado en la Calle Mayor, 22 (Arrabal). Fue propietario de varias fincas en la partida de la Umbría, entre ellas la que se comenta. Si desenterramos las ya viejas y anacrónicas historias de nuestros bisabuelos, aquéllas donde prevalecían los privilegios de unos pocos, sobre la inmensa mayoría del pueblo, veremos que al contraer matrimonio una persona de hidalguía, con otra de condición menos importante, se procedía de alguna manera a ennoblecer a la menos afortunada, cambiando los apellidos por otros más importantes o aristócratas, de esta manera quedaba más reconocido y aceptado en la alta sociedad, que guardaba celosamente estas diferencias, aunque más tarde los hijos o nietos volvían a recuperar los antiguos apellidos, como se puede comprobar cuando acomete la construcción del puente metálico descrito Doña Carmen Donad Alonso, descendiente directo de Don Tomás Fita. Otro ejemplo en nuestra historia local de enaltecimiento, lo encontramos en siglo XVII cuando Albert Puig Moltó siendo pobre se casó con En Luciana Barberá, perteneciente a familia rica, cambiando su apellido por este último. Posteriormente en el siglo XIX, sus descendientes recuperaron el primitivo de Puig Moltó. 184


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above