Page 159

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

156 Casa García de dalt. Umbría. Decoración de la bóveda del oratorio. Las pinturas que embellecen la estancia pertenecen a la escuela profana y no son las más indicadas para el ambiente de un oratorio. Aunque esta decoración pertenece a la segunda década de1900, son propias del momento en que se realizan, donde el arte profano y laico irrumpió con fuerza y se extendió por muchos países, llevada por las corrientes comunistas y ateas de la época. Debemos recordar que hasta el Renacimiento, la Iglesia había sido tolerante y condescendiente con las artes plásticas, sin embargo, la incorporación de temas mitológicos paganos fue motivo en esta época de escándalos entre el pueblo llano, fuertemente arraigado al espíritu tradicional. En la sesión 25 del Concilio de Trento, celebrada en diciembre de 1563, se establecieron las normas para el decoro del interior de los templos. Se redujeron básicamente a tres: No debían inducir a error ni fundarse en creencias supersticiosas y apócrifas. Había de guardar el decoro moral en todo aquello que perjudicara la honestidad. Había de acomodarse a la historia verídica, cortando todo todas las ramificaciones profanas y alegorías difíciles de comprender al pueblo fiel.


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above