Page 140

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

herederos la constituyan en la cantidad, forma y cargas antes dichas, agregándola a otra de las existentes en Onteniente” De otra cláusula, entresacamos lo siguiente: “…solo en el caso de no poderse fundar esta media capellanía en la ermita de la heredad de Santa Bárbara, pues si pudiera ser o hubiera capellán, conforme en acatar esta media capellanía en la expresada ermita, lo sea, pues lo prefiere el testador; así como si para ser fundada la capellanía o media dicha, exigiera el Señor Arzobispo de Valencia, que dicha ermita fuera propiedad de la Santa Iglesia, lega a la misma la expresada ermita de Santa Bárbara, pero suplicando al Señor Arzobispo, conceda patronato de derechos convenientes al propietario del edificio, heredad de Santa Bárbara, con el fin de que sus habitantes de la misma puedan con entera libertad en ella ejercer y actuar su piedad y devoción y evitar cuestiones. Si sus herederos, dueños del edificio heredad de Santa Bárbara, no conviniera el ceder la ermita de Santa Bárbara a la Iglesia o Arzobispado por cualquier motivo, podrán, de acuerdo con el Señor Arzobispo, en vez de ceder la actual, el edificar a sus costas una de nuevo, que sea en vez de aquella, propiedad de la Iglesia o del Arzobispado, estando el testador conforme ahora para entonces, siempre que se cumplan las condiciones siguientes: PRIMERA: que esté dedicada la nueva como lo está la vieja, a la Gloriosa Virgen y Mártir Santa Bárbara. SEGUNDA: que la nueva tenga una capacidad para los fieles lo mismo, más una mitad más por lo menos que la actual. TERCERA: que la nueva diste menos de cien metros de la actual. En caso de que los herederos del testador, dueños del edificio de la heredad de Santa Bárbara edificasen una nueva ermita, en la actual no se quitará su dedicación a Santa Bárbara, ni la actual Imagen de la Santa, del altar en que está, y las misas que se imponen a la capellanía o media capellanía que se funda, habrá que celebrarse en la antigua, excepto los días festivos o de grande concurrencia de fieles, pero con permisos y conformidad de los que sean dueños de la heredad de Santa Bárbara y su edificio. En caso de, por el tiempo, no ser éstos descendientes suyos, la actual capilla ermita de Santa Bárbara, pasará a ser propiedad de la Iglesia o Arzobispado, como en el caso de venderse dicho edificio y no ser el comprador descendiente suyo, pero teniendo que celebrarse en este caso todas las misas y levantarse todas las cargas de dicha ermita de Santa Bárbara y no en otra iglesia o capilla.” Otra cláusula interesante, que transcribimos literalmente, es la siguiente: “NOVENO: impone el testador a sus herederos, la obligación de donar o ceder gratuitamente a su esposa, Doña María de la Concepción Pons Pla, como a sus herederos o albaceas, el terreno necesario, junto a la ermita de Santa Bárbara, para edificar una casa habitación para el capellán que disfrute de la capellanía, que entre dicha esposa y el otorgante han de fundar en el referida ermita y además el terreno necesario para ensanchez de la casa y para que se los cultive el capellán, sin que pueda exceder dichos terrenos, en junto o en total de hanegada y media para la casa, ensanchez y cultivo; pero entendiéndose que es solo cargo 137


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above