Page 134

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

sustituidos por otro ermitaño. Esta es la primera documentación encontrada según señala Antonio Llora Tortosa en su libro titulado “Ontinyent y su Historia”. A partir de ahí, en el Archivo Municipal, se suceden los documentos de reparaciones, tanto de la ermita como del camino, así como los sucesivos ermitaños, que se omiten para no hacer larga la relación. Debemos señalar sin embargo que, durante la visita efectuada el 4 de julio de 1819 por el visitador de la Diócesis Pedro Cano, se ordenó al cabildo, el traslado de los restos de cadáveres enterrados en esta ermita, “por considerar se encontraban profanados.” Igualmente se alegaba que: “la ermita estaba arruinada casi del todo, con solo tres paredes útiles y la cuarta derribada hasta el suelo y que debía derruirse todo o reedificarla.” Igualmente mandó que: “ la campana había que quitarla y guardarla o entregarla para otro destino.” En cabildo de 3 de septiembre de igual año 1819, varios vecinos de esta villa propusieron la reparación de la ermita, recogiendo limosnas, contribuyendo con sus aportaciones y solicitando además autorización para trabajar en domingo y festivos. Se les contestó diciendo que hiciesen lo que pedían. El arreglo no debió ser muy eficaz, puesto que el cabildo del 3 de agosto de 1838, se habló de la enajenación o venta de la ermita por encontrarse bastante derruida, constando el siguiente acuerdo: “También se dio cuenta de un oficio Exma. Diputación Provincial de fecha catorce de los corrientes en que prevenía que se acreditara la utilidad de la venta de una casita y unos bancalitos de Sta. Bárbara y si pertenecen a propios o al pueblo: el Ayuntamiento comisionó para ello a los Señores: Belda y Fita, antes Donad”. El cabildo del 24 de diciembre de 1838, con referencia a dicha ermita entresacamos la siguiente puntualización: “ Se tuvo presente que debía recordarse a la Ecma. Diputación Provincial la resolución sobre las solicitudes acerca enajenación de la derruida ermita de Santa Bárbara.” La ermita y sus tierras fueron valoradas por peritos y, previo el permiso superior, fue puesta a la venta en pública subasta el 11 de abril de 1840. En cabildo ordinario de la misma fecha, entre otros asuntos, encontramos el siguiente: “Igualmente se dio cuenta de un Decreto de la Excma. Diputación Provincial de tres del que sigue puesto en el Expeditado sobre enajenación de la casita y terrenos anexas á la Hermita (sic) de Santa Bárbara de este término aprobando la emancipación celebrado y previniendo á este Ayuntamiento se proceda á otorgar la Escritura de Venta previa satisfaciendo del precio el cual deberá invertir previamente en la obra que propuso dando oportunamente de la Excma. Diputación de haberse realizado, con resumen de las cuentas. Se acordó la cumplimentación y unión a la mano de Cabildo corriente a cuyo efecto se obligue desde luego la correspondiente Escritura comunicándose para encontrarse del precio de dicha casita y tierras al Sr. Regidor Don 131


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above