Page 130

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

edificación. Se accede a la vivienda a través de un porche sostenido en la parte delantera, por dos columnas circulares con capiteles y, en la pared del fondo, existe una imagen de la Virgen María, en azulejos de Manises, dando la bienvenida al visitante, con ese saludo tan mariano de “Ave María Purísima”, al igual que las que antaño decoraban la mayoría de las casas. Oratorio Privado: Está situado en la primera planta de la casa, es una estancia bien iluminada, mediante una sencilla ventana con cristales de colores. Se compone de dos piezas separadas por unas puertas abatibles que, en las ceremonias religiosas familiares, son abiertas para dar cobijo a la numerosa familia compuesta por sus hermanos y sobrinos. El altar está separado de la pared, en ella, al fondo, y flanqueando la ventana encristalada, existen dos imágenes, una del Sagrado Corazón de Jesús y otra de la Purísima. Bajo esta imagen, y sobre una columna, hay un sagrario, pues los obispos y otras dignidades eclesiásticas tienen este privilegio. La reforma del Vaticano II propuso la celebración de la misa cara al pueblo y el altar exento, esto sirvió para que se implantara el “sagrario mural o columnario”, que “ha de estar en la parte de la iglesia u oratorio verdaderamente noble, destacado, convenientemente adornado, y apropiado para la oración.”( según el c. 938, 2) 127


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above