Page 117

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

En el lugar donde tiene su encuentro el Barranco de La Bessona con el río Clariano, en un alto predominante de este paraje, se halla enclavada la casa agrícola y residencial "La Baronía", cuya fachada principal está orientada al Este, y desde cuyo lugar se divisa un bonito panorama. La finca perteneció a la Baronesa de Goya - Borrás, compañera en el exilio de la Reina Isabel II. A través de los años ha pasado por diversos propietarios. Recientemente ha sido remozada, procediéndose al revoco y pintado de la misma. Por su interés entresacamos un escrito insertado en la “Història Bàsica d’Ontinyent”, que a su vez reproduce de un original de Torró y Miquel de 1934, que dice lo siguiente: “MELONS D’OR “A primeros de siglo, el inteligente agricultor Juan Penadés Morant que era mediero de “La Baronía de dalt”, envió a los Barones de Goya - Borrás, que residían en París, un regalo de melones de la clase selecta que había cultivado en su finca. Resultaron de tan exquisito gusto, que los barones regalaron algunos a sus amistades y todos ellos propusieron que todos los años mandaran a París. El primer punto de envío fue un hotel de la capital francesa; después el señor Penadés trató el negocio con un comerciante francés de frutas y concretaron el envío anual de 20.000 melones. De esta manera comenzaron esta famosa exportación. Los melones son verdaderamente excelentes (de oro), como aquí solemos llamarlos, no solo por el color amarillo y forma regular, sino también por su gusto exquisito. Los hijos del señor Penadés y ahora también los nietos llevan adelante el negocio justamente con otros comerciantes de Ontinyent. Se mandan melones a todas partes; la cosecha se recoge en Agosto, pero existe hasta finales de Noviembre y aún mas. Todo el valle de Ontinyent y los pueblos de Fontanares, Ayelo, Albaida. Cuatretonda, Montaverner… los producen. La familia Penadés, ha habido año que ha producido medio millón de toneladas… “ Oratorio privado. Mirando al Sur, y añadido a la casa se encuentra un pequeño oratorio privado al que se accede por medio de dos escalones de piedra labrada. La puerta, así como el dintel, está realizada en piedra. Un óculo, una espadaña y su campana conforman la fachada. Su interior ha sido restaurado recientemente. El oratorio está dedicado al Nombre de Jesús. Los domingos en verano, es atendido por un sacerdote hermano del propietario. Antiguamente, en la plazoleta frente al oratorio, se celebraba la catequesis rural para los niños de las fincas colindantes. 114


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above