Page 103

ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT

halla la campana. La espadaña termina en semicírculo, con una cruz y veleta. La entrada está presidida por dos escudos nobiliarios. Una espléndida arcada ojival de piedra labrada, da entrada al atrio, creando un pequeño espacio cubierto, de gran belleza. Por una puerta de arco de medio punto con grandes dovelas de piedra se accede al oratorio. El espacio del recinto es muy acogedor, dando al ambiente un sentido propio de recogimiento y oración. A ello contribuye en gran parte la entrada de luz atenuada debido a la existencia del atrio, mediante el cual se consigue la iluminación amortiguada. Hay que recordar que la técnica de arquitectura religiosa griega y egipcia empleaba esas reglas prácticas. 100


ORATORIOS Y ERMITAS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above