Page 24

ICONOGRAFÍA MARIANA

El rito de la Iglesia Anglicana, prescribe el rezo de letanías en las oraciones de la mañana y de la tarde; el esquema presenta algunas variantes en la letanía, se intercala una oración del clérigo que se alterna con las invocaciones de los fieles. Letanía loretana o lauretana En la Edad Media, la imagen de la Virgen María se llena de gloria. Surgen entonces invocaciones a la Madre de Cristo, y la letanía lauretana no es más que elogios llenos del amor cristiano a la Madre del Cielo. La Virgen se representa igualmente en diversas fases de la vida y en diferentes formas y aspectos. La letanía actual que se reza junto al Rosario, recoge una tradición antiquísima y comenzó a cantarse solemnemente hacia 1500 en el santuario de Loreto (Italia), de donde procede el nombre de letanía lauretana o loretana. A la oración del Santo Rosario le han atribuido mucha importancia multitud de Papas. Un mérito especial le corresponde a León XIII que en septiembre de 1883 promulgó la Encíclica Supremo Apostolatus oficio 3. Otros Papas más recientes, que también han exaltado los beneficios espirituales del rosario son: Juan XXIII, Pablo VI y el actual Pontífice Juan Pablo II. Cada título de la letanía lauretana es una jaculatoria que se dirige a la Virgen y nos muestra un aspecto de la riqueza de María. Estas invocaciones se agrupan en torno a las grandes verdades marianas que son: Maternidad divina Virginidad perpetua Mediación Realeza universal Ejemplaridad Camino para todos sus hijos Después de invocarla como ejemplo acabado y perfecto en todas sus virtudes, sus hijos la aclamamos con estos símbolos y figuras de admirable ejemplaridad: Espejo de santidad Trono de sabiduría


ICONOGRAFÍA MARIANA
To see the actual publication please follow the link above