Page 11

ICONOGRAFÍA MARIANA

PRÓLOGO No puede dejarse sin favor el empeño de honrar a la Virgen María. Tampoco, sin fervor, sin aunarse a quien la fe lo impele a alabarla, mostrándonosla, en este caso, en una gavilla de bellos grabados que ofrece para el deleite de su contemplación y recorridos del pensamiento: don Rafael Bernabeu, quien, como él mismo apunta, encontró estas imágenes marianas plasmadas por los Klaüber, tras una búsqueda tenaz de relatos gráficos sobre María, llevado por el deseo de colaborar en el engrandecimiento del cincuentenario de la Coronación Pontificia de la Purísima de Ontinyent, tan venerada en el que es su pueblo. Esto, él mismo lo dice en la presentación de su obra; yo, además, corroboro en el mimo personal que ha puesto en cada uno de los datos que aporta, y su interés por dar a los ojos con estas hermosas estampas de la Letanía Lauretana, lo que su recitado da al corazón, y por acrecer así, en el rezo vocal privado o comunitario, la entrega también de los sentidos a la que es Tota Pulchra, a la Virgen María. Esta obra, para esto está: para ejercicio de fruición y de espíritu. Pero añadiré lo que, modestamente, en el repaso de las láminas, además percibo, tal como los vivísimos rostros de Nuestra Señora, que guardan el mismo carácter aún cuando varíen las poses según lo exija la invocación y ésta pida mayor severidad o dulzura; y la simbología que la apoya; y los trazos de relatos bíblicos, o, también, meramente históricos, en dibujo, ofreciéndole memoria al que ora. Redondea el contorno barroco la proliferación de personajes, cuya sola presencia denota en qué episodio se está pintando a Santa María. Y orlan, volátiles, cada escena, las palabras extraídas de la Sagrada Escritura que de esta manera ciñen de verdad los motivos de las jaculatorias. Debe acogerse con agradecimiento esta aportación mariana de don Rafael Bernabeu, de la que no podríamos gozar, si con su dedicación vocacional por


ICONOGRAFÍA MARIANA
To see the actual publication please follow the link above