Page 41

LOS ESCUDOS NOBILIARIOS DE ONTINYENT

En la fachada del nuevo edificio del Ayuntamiento de Ontinyent, antigua casa palacio de los Conde de Torrefiel se halla el escudo nobiliario de dicho título. Según el Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España de Gonzalo Fernández-Doria, el título fue concedido por Fernando VII el 16 de agosto de 1816 a don Rafael María Barberá Puigmoltó y de Latonda, Teniente Coronel de Caballería. El apellido de Barberá le fue impuesto para él y sus sucesores como condición para poder casarse con Luciana Barberá, hija única de una rica herencia, imposición que con el tiempo desapareció. El 14 de abril de 1980 se mandó expedir Real carta de sucesión a favor de don Vicente Puigmoltó y Prat, siendo condesa viuda doña María Luisa de Prat y Dupuy de Lome. En la reunión del Cabildo del 22 de noviembre de 1816 se leyó el Real Título de Conde de Torrefiel, expedido por S. M. Fernando VII el 16 de agosto del mismo año en favor de D. Rafael María Barberá, antes Puigmoltó y Latonda, que el 21 de febrero de aquel año fue nombrado Regidor Perpetuo de esta Villa tras la muerte del Marqués de Colomer, cargo que juró, como era costumbre, prometiendo defender el Misterio de la Inmaculada Concepción. Esta noble familia también ostentaba la merced nobiliaria de Vizconde de Miranda, concedida por Isabel II el 28 diciembre de 1857 a don Enrique Puigmoltó y Mayáns, Conde de Torrefiel. Según la novela histórica de Ricardo de la Cierva titulada El Triangulo II, La cuestión de palacio, Enrique Puigmoltó fue el tercer amante de Isabel II y se le conocía con el nombre del Pollo Real. Dicho historiador afirma que fue padre del Rey Alfonso XII, y que en el círculo palaciego se le distinguía


LOS ESCUDOS NOBILIARIOS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above