Page 120

LOS ESCUDOS NOBILIARIOS DE ONTINYENT

Los interiores de las iglesias en España, en la parte artística, son una de las mejores muestras de la cultura española. Las piedras no hablan pero son testigos de excepción para miles de almas con más o menos fe que a lo largo de los siglos han admirado estas bóvedas góticas. Esta primitiva bóveda fue cubierta con estuco que formaba una bóveda de medio punto de estilo corintio, a la moda del siglo XVII. Retirado el falso techo en un acertado trabajo, siendo párroco de Santa María don Blas Asensio Castelló, se pudieron admirar las nervaduras góticas, que forman las tres bóvedas de crucerías estrelladas y cuyos nervios descansan en los contrafuertes. Se inició el descubrimiento de las bóvedas primitivas bajo la dirección del arquitecto local José María Espí Sánchez, y luego, al pasar a ser subvencionada por la Diputación de Valencia, quedó bajo los auspicios de la Dirección Central del Patrimonio Artístico, siendo el arquitecto Rafael Martínez Sánchez quien terminó de dirigir la obra. Al fondo aparece el presbiterio arropado con un apostolado y otras pinturas del artista albaidense José Segrelles Albert, así como las imágenes de los Santos Abdón y Senén, antiguos patronos de la villa de Ontinyent. Esta distribución fue dirigida por el arquitecto Camilo Grau. El trabajo de madera fue realizado por la empresa Bautista Barberá Doria.


LOS ESCUDOS NOBILIARIOS DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above