Page 55

IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT

53 A la entrada de la bodega de la finca llamada de san José, se halla la imagen de la Virgen de la Uva. En Fuenmayor, municipio riojano próximo al río Ebro, situado en la confluencia de antiguos caminos medievales, se encuentra la iglesia parroquial de santa María, que conserva una importante colección de imágenes de la Virgen María entre las que destaca la imagen de la Virgen de la Uva, patrona de la localidad. Igualmente ésta advocación mariana, la tienen como patrona las poblaciones de Logroño, La Guardia (Rioja), Cenicero, san Asensio, Briones, Ollauri, Haro, Briñas, Navarrete, etc. En cuanto al nacimiento de esta devoción de la Virgen de la Uva, en la población de Fuenmayor, arranca a principios de los años cincuenta, del siglo XX, cuando el entonces párroco de Fuenmayor D. Francisco Gutiérrez Lasanta, después de una restauración en Zaragoza de una vieja talla románica de la Virgen, le sustituyeron de la mano una manzana añadiendo un racimo a la misma, de ahí que se le llamó la Virgen de la Uva. En torno a este fruto, base y sustento de la economía de muchas poblaciones, existen otras advocaciones parecidas, como por ejemplo la Virgen de la Vid, de la Viña, de los Parrales, etc. La presencia mariana actual en la Iglesia latina se ha revalorizado con la reciente publicación de la llamada “Collecta missarum de Beata María Virgine.” (Colección de misas de la bienaventurada Virgen María). Esta colección debe considerarse como un apéndice del Misal Romano, según el decreto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino del 15 –VIII-1986. Es un conjunto de cuarenta y siete misas con oraciones y lecturas propias, que vienen a dar respuesta a la múltiples peticiones que habían formulado pastoralistas y, sobre todo, rectores de santuarios marianos, los cuales deseaban disponer de un amplio repertorio de misas, para evitar repetición de los mismos formularios y poder ofrecer a los fieles una visión completa del lugar que ocupa María en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Aunque las lecturas del “Nuevo Testamento” no contemplan directamente a la Virgen, se proponen en la celebración de su memoria, para poner de manifiesto que en María, la primera y más perfecta discípula de Cristo, brillaron extraordinariamente sus virtudes. Esta ordenación hace posible que los momentos, modos y cooperación de la Santísima Virgen en la obra redentora, se celebren en el tiempo más adecuado, y se resalte la asociación de la Madre de Dios a la misión de la Iglesia.


IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above