Page 124

IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT

122 cuantiosa fortuna entre los pobres y se dedicó a curar a los leprosos; más tarde, cuando contrajo esta enfermedad, se retiró para hacer penitencia en una cueva, donde el perro le traía todos los días un mendrugo de pan, padeciendo múltiples penalidades. El origen de la devoción a san Roque en la villa de Ontinyent obedece al requerimiento que durante el 1600 el arzobispo de Valencia, hoy san Juan de Ribera, hizo recomendando elegir un santo protector para impetrar protección divina durante los graves estragos de la Peste Negra que ocasionaron gran cantidad de muertes en la población. Fue elegido patrono de la villa el 27 de marzo de dicho año, junto con san Gregorio, san Doroteo y san Bernardino. En 1919 al crearse la fábrica textil fundada por José Simó Marín, se le dedicó el patronazgo al santo franciscano san Antonio de Padua, adoptando la empresa el nombre comercial “La Paduana.” Esta imagen del santo con el Niño Jesús en brazos esta situada en una peana en el ángulo derecho de la fachada, recayendo a la plaza de la Concepción y la avenida san Francisco. San Antonio de Padua nació en Lisboa en 1195, de familia noble, inicialmente llamado Fernando (de Bullôes y Taveira de Azevedo). Inició sus estudios en Coimbra, donde llegó a canónigo. Tras un fracasado viaje misionero a Marruecos, se une con san Francisco y sus compañeros, viviendo un año en una gruta, convirtiéndose en hermano menor y enseñando en Bolonia. Al sustituir a un hermano enfermo, en una predicación, se descubre su talento incomparable y la predicación se convierte en su gran actividad en sus últimos diez años de su vida. Este prodigioso franciscano portugués, predicador incansable, murió a los 36 años en Padua en el año 1231, reconociéndole ser el mejor predicador de la Edad Media. Predicaba la pobreza y la penitencia, reconfortaba a los humildes y desacreditaba a los ricos, figurando entre los grandes oradores de todos los tiempos. En l946 Pio XII lo declaró oficialmente con el apelativo de “doctor angelicus.”


IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above