Page 109

IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT

107 San Eduardo rey, cerámica colocada en el jardín de la finca señorial La Clariana (Partida de La Solana) como recuerdo por la desaparición de Eduardo Mengual Sendra, familiar de los antiguos dueños. San Eduardo rey era hijo de Etelredo y a los diez años fue desterrado a Normandía (Francia), de donde pudo volver a Inglaterra cuando ya contaba 40 años. Fue el más popular de los reyes ingleses de la antigüedad, último de la dinastía anglosajona, antes de la conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador, que le sucede a su muerte. Reconstruyó muchas parroquias y monasterios, como la abadía de Westminster, murió en 1066 y es conocido por “el Confesor.” Allí depositaron sus restos a su muerte. Fue santo Tomás Beckett quien se encargó de que fueran trasladados sus restos. San Eduardo tuvo unos modos de actuar que lo hicieron muy popular entre sus súbditos y lo convirtieron en un modelo de futuros reyes. Suprimió el impuesto de la guerra, que arruinaba a mucha gente. Durante su reinado procuró vivir en completa armonía con las cámaras legislativas, que dividió en dos: Cámara de los Lores y Cámara de los Comunes. Para distinguirlo de su sobrino Eduardo que, siendo niño, a poco de reinar fue envenenado por su madrastra, éste último es venerado como mártir. Su fiesta se celebra el 13 de octubre.


IMÁGENES DEVOCIONALES DE ONTINYENT
To see the actual publication please follow the link above