Page 57

MIS ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS EN 2010

REDESCUBRIR LA HISTORIA LOCLAR nº 259, 16-04-2010 Plaça de sant Domingo. Próximamente, cuando se terminen las obras de remodelación que se están realizando en la plaça de sant Domingo, se hará con todo boato el acto de inauguración con asistencia de autoridades, vecinos y lo que viene llamando público en general. Antes de que se produzca este notable acontecimiento, me permito redescubrir la historia de este lugar. Al derruirse el convento de Padres Dominicos, por un incendio provocado en la noche del 9 de diciembre de 1836, emplazado en los solares que ocupa la plaza se formó, una gran explanada a la que como recuerdo de los dominicos empezó a llamarse plaça de sant Domingo. En el año 1889 se trazaron los planos de una plaza pública y empezaron a venderse solares, uno de los cuales fue adquirido por el Monte de Piedad, La Previsora, hoy Caja de Ahorros de Ontinyent, donde hoy tiene instalada su casa central. Al producirse el primero de junio de 1923, a propuesta de varios señores Concejales del Exmo. Ayuntamiento, el acuerdo por aclamación: “declarar hijo adoptivo y predilecto de esta Noble y Leal Ciudad, al Exmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Burgos Dr. D Juan Benlloch y Vivó, en correspondencia a las muestras de cariño y unción que ha tiempo viene prodigando, con paternal solicitud a las Autoridades de esta población, tanto civiles como Eclesiásticas y al vecindario en general, afianzando con tal loable proceder la paz entre estos habitantes” y como reconocimiento se le dedicó este vía pública con el nombre de plaza del Cardenal Benlloch. Así consta en el Registro del Ayuntamiento con el número 1035, este importante evento, firmado por Don Joaquín Llorens Fernández de Córdoba, Alcalde, y Don Daniel Rubio Moscardó, como Secretario. D. Juan Bautista Benlloch y Vivó, del título de Santa María in Ara Coeli, Presbítero Cardenal, Arzobispo de Burgos etc. hijo adoptivo y predilecto de Onteniente murió el 14 de febrero de 1926 a los 61 años de edad. Más tarde, en abril de 1931, con la instauración de la Segunda República, siendo Alcalde Don Paco Montés, la Corporación inspirada en ideas del momento, olvidando a hijo adoptivo y predilecto tomó el acuerdo de rotular la plaza con el nombre de Pi y Margall, reconocido republicano federalista y presidente del gobierno. Terminada la Guerra Civil, volvió a producirse un nuevo cambio, con el nombre de plaza José Antonio. Este nuevo rótulo tiene connotaciones políticas, como lo fue cuando la rotularon Pi y Margall, pues José Antonio fue el fundador de Falange Española y estuvo impuesto este nombre por las fuerzas vencedoras, siendo entonces Alcalde Don Luis Mompó Delgado de Molina, y así con este nombre se mantuvo hasta la instauración de la Democracia, en que se le denominó plaça de sant Domingo, siendo Alcalde Don Rafael Tortosa Vañó, en recuerdo de su primera nominación, y que vulgarmente era sant Domingo. Estamos acostumbrados a ver constantemente personas, con muy buena fe, pero inspiradas más en clara sed anticlerical que de reconocimiento histórico y en ideas, que creen vanguardistas, y proceden a cambiar de nombre las cosas, por el simple hecho de molestarles, cambiando el nombre a una institución, de un santo, como es el caso del Instituto San Juan Bosco, por el rebautizado de Instituto Pou Clar. Pero hay más, también rotulan calles y plazas con nombres de artistas sin connotaciones directas con el pueblo, poco conocidos, como es el de Parque Ovidi Monllor, artista cinematográfico


MIS ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS EN 2010
To see the actual publication please follow the link above