Page 33

MIS ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS EN 2010

EDIFICIOS DESAPARECIDOS. LOCLAR nº 255, 18-03-2010 Els Banys de Don Lisardo. Es creencia que en Europa occidental los baños, lugares públicos destinados a bañarse, como su mismo nombre indica, fueron introducidos por los griegos y romanos. Concretamente por citar un ejemplo de localización cercana, en las proximidades del peñón de Ifach, Antonio José Cabanilles, excavó a finales del siglo XVIII los llamados Banys de la Reina, de origen romano, siguiendo las noticias que dejó el historiador Gaspar de Escolano en sus Décadas. Los árabes y los judíos, obligados por razones religiosas a guardar determinadas costumbres relacionadas con el baño, y limpieza corporal, construyeron y mantuvieron diversas instalaciones de baños. Tal importancia tuvieron en el medioevo que incluso Jaime I los reguló en su obra jurídica de “els Furs” se regulaba el funcionamiento de los mismos. En nuestro Ontinyent, junto al portal de la Santísima Trinidad, situado al principio de la calle del mismo nombre, unido a la Torre de los Baños o de la Barbacana, hubo unos que fueron cerrados en 1600, por orden del Patriarca Juan de Ribera, para evitar contagios de la peste, que tantas muertes ocasionó en aquellos años. Posteriormente en los tiempos modernos, finales del siglo XIX y principios del XX, fue cuando en una nueva versión de los antiguos baños, se introdujo la moda de los balnearios, que tuvieron gran auge a veces por razones sociales. Mas tarde vino la costumbre de los baños de mar. El primero de julio de 1899 don José Maria Berenguer y Picó, Notario del Ilustre Colegio de Valencia con residencia en esta villa, Capital del Distrito, emitió un acta notarial de compra venta en la que. consta que “Don Bautista Miquel Martínez de cincuenta y siete años, casado, vende, por la suma de mil pesetas, a don Juan Bautista Lisardo Miquel Maylin, de treinta y un años, médico cirujano, un molino harinero denominado Pas del Asse, cuya medida superficial no consta, incluso el torno y demás adherentes al artefacto, movido por un salto de agua de seis metros, sesenta centímetros, compuesto de zaguán, cocina, horno, dos cuartos y desván con varios departamentos, local donde está instalada la muela, dos cuadras, un patio descubierto y sus ensanches convertidos hoy en huerta, plantada de árboles frutales y con una cabida aproximada de dos hanegadas. Situada en este término partida de la Umbría, número treinta y tres de la Zona Sud-oeste, linda por norte, oeste y sur con tierras de don Jose Aznar y por este con cauce del barranco de Morera”. En el molino había un nacimiento de aguas sulfurosas en el que el médico Miquel Maylin hizo obras en el pozo, para mejorar el acuífero de su nacimiento e instaló una noria, movida por el sistema milenario de tracción animal, ascendiendo el agua hasta un depósito, y posteriormente a una fuente y una caldera calentada con leña, en la que preparaban el agua a una temperatura apta para el baño. El galeno D. Lisardo Miquel Maylin, llevado por sus conocimientos médicos, quiso aprovechar el valor de las aguas sulfurosas para curar ciertas dolencias, al estilo de otros que ya funcionaban en otras partes. Con estos artilugios y entrega personal, construyó un pequeño balneario, que siempre se le ha conocido como “Els banys de don Lisardo”.


MIS ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS EN 2010
To see the actual publication please follow the link above