Page 96

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

92 En este altar, con baldaquino barroco existente en la parte izquierda de la iglesia, se halla el sagrario o tabernáculo, y, detrás, una hornacina con la hermosa imagen de la Virgen del Carmen. Hay que recordar el incendio provocado el 28 de Julio de 1936 para situar en contexto esta imagen. Hemos de mencionar que del incendio sólo quedaron en pie las paredes y pilares y hubo que levantarse de nuevo el cenobio y la iglesia y se tuvo que emprender la reconstrucción del edificio en un momento muy difícil económicamente, en unos años de miseria y hambre. Terminada la Guerra Civil y tras celebrar la festividad de la Virgen del Carmen en Santa María, se organizó la vida conventual en casa del capellán, frente al convento, pero, como era insuficiente esta casa, los Marqueses de Vellisca cedieron una casa de su propiedad en la calle san Jaime 6. El 13 de agosto de 1940, pese al mal estado del edificio conventual, volvieron a ocuparlo, restaurándolo poco a poco, hasta que en 1943 se terminó de cubrir la iglesia. Por ello, esta bella imagen llegó en una época de escasez y penuria, siendo recibida como un regalo del cielo. Nos dicen que fue un obsequio realizado en 1947 por José Giner, de Bélgida, a su sobrina Sor María del Pilar Giner, monja de clausura que perteneció a la comunidad de este monasterio.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above