Page 83

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

79 Se conserva todo el armazón o caja del deteriorado y silencioso órgano con ciertos aires de barroquismo. En sus tres caras visibles debieron lucir la metalería sonante del órgano. En los bajos una fecha indica 1919; es un testimonio mudo que nos sitúa en aquéllas grandes y solemnes festividades religiosas que con tanta devoción el pueblo de Ontinyent celebraban antes de la Guerra Civil en la iglesia de San Miguel. El órgano, la riquísima música sacra, incluso la muy bella tradicional música religiosa, perdieron vigencia y fuerza a partir de la década de los sesenta del pasado siglo. Ahora, para oír un buen organista que interprete una buena música, hay que ir a una boda.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above