Page 65

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

A los pies del edificio, a mano derecha, una inscripción recuerda la construcción de este edificio de la siguiente forma: “AD HONOREM SUAE PATRONAE B. MARIAE VRG IN PRIMO CONCEPTIONIS EI IMMACULATAE INSTANTI AB ORIGINAL LABE PRAESERVATAE FONTINENTANA PIETAS HANC FABRICAM A EUNDAMENTO ERE XIT VI IDUS APRILIS ANNO MDCXIII” Podríamos leer la traducción de la siguiente manera: “EN HONOR DE SU PATRONA LA BEATÍSIMA MARÍA, VIRGEN EN EL PRIMER INSTANTE DE SU CONCEPCIÓN INMACULADA, PRESERVADA DE LA MANCHA ORIGINAL, LA PIEDAD DE ONTENIENTE ERIGIÓ ESTA FÁBRICA DESDE SUS CIMIENTOS EL DIA 27 ABRIL DE 1663” “que els llauradors y persones devotes determinen fer la capella de la Purísima que els concedisca llicencia per a poder fer aquélla en dita esglesia major en lo puesto que mes convindrá”. Empezó a edificarse el 9 de abril de 1663. En la sesión del Consejo de la villa del 22 de diciembre de 1662 se puso de manifiesto el deseo del vecindario y las autoridades dieron el oportuno permiso: Las autoridades, además de concederles autorización les ayudaron con un préstamo de cincuenta libras para los gastos iniciales de los que se comprometieron a devolver “tres o cuatre llauradors honrats”. Según relata el franciscano P. Fullana en su “Historia de la Ciudad de Onteniente”, el 19 de marzo de 1642 reunidos en consistorio los Honorables Jurados eligieron y votaron por Patrona Única a la Inmaculada, bajo el título de “Purísima Concepción”. La devoción que el pueblo todo, hizo que naciera la idea de construir un santuario para darle el culto merecido y decidieron que tuviera el privilegio de los reyes por lo que solicitaron esta gracia. Fue comisionado para esta gestión al licenciado Francisco Gisbert, beneficiado de Santa María, quien se dirigió a la Reina Gobernadora de las Españas, viuda de Felipe IV, solicitando el título de “Real Patronato”. Doña Mariana de Austria concedió esta gracia después de haberse informado a través del Lugarteniente General o Virrey y Capitán General del Reino de Valencia Don Gaspar Felipe de Guzmán, Marqués de Leganés. En su Historia de Ontinyent, el Padre Fullana dice que “Aún no estaba terminada la Capilla y ya tenía el privilegio de Real Patronato”.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above