Page 56

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

El pintor Francisco Ribalta, nacido en Solsona en 1564 y muerto en 1629 en Valencia, nos dejó esta escena pictórica, del claroscuro o tremendísmo, típica del artista, en la que nos muestra a san Antonio en una de las visitas que le hizo san Pablo Ermitaño en el desierto de Egipto antes de morir. Ambos ermitaños son los fundadores de la vida eremítica. Después de la muerte de san Pablo, a san Antonio se le considera el fundador de la vida conventual.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above