Page 42

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

Iconografía: Los artistas han puesto siempre, desde un principio, al plasmar sus cuadros, mucho cuidado en dar a cada personaje la indumentaria que les correspondía según su condición social o su lugar de origen. A los Apóstoles se les representaba con túnica y manto terciado. Igualmente, según la época de la plasmación pictórica, se les incluían los atributos pertinentes. Tenemos, por ejemplo: en san Pedro se le distinguía con una llave o un gallo, así como los demás Apóstoles que tampoco aparecen aquí con su correspondiente simbolismo. Nada de ello se da en el apostolado de Segrelles. En las doce tablas (cada una de ellas de 1´50 x 0’60) del Apostolado, el tratamiento de los vestidos, de los pliegues de las tela, de la luz y de las sombras, hace que en algunos momentos nos recuerde en lo más general la escuela del tenebrismo. Hechas las observaciones que anteceden, hemos de referirnos a las personas en sí, a los Apóstoles, pues ahí están sus imágenes. La suerte, no sabiendo de qué otro modo hacer pagar a los grandes su grandeza, los castiga como discípulos. º


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above