Page 33

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

El baptisterio es el lugar más sagrado de la iglesia después del presbiterio. En el de Santa María se halla esta pila bautismal, una de las pocas obras de arte salvadas de su destrucción durante la Guerra Civil. Tiene forma de copa y es de mármol blanco de Carrara de 1,50 m. de alto, y la pila bautismal 1,60 m. de diámetro, con un peso, solo la copa, de 2,500 kilos. Pertenece a la escuela florentina, obra de extraordinario valor, de estilo renacentista. Fue encargada construir a finales del siglo XVII por el Plebán Vicente Calatayud. En 1667, en su último testamento, Gaspar Febrer, ante el notario Gaspar Donad, dejó y legó al Clero de Santa María 200 libras para que de ellas se comprara una pila bautismal de piedra de mármol. (Del Consell de la Villa 15 octubre 1667). En una hornacina, detrás de la pila bautismal, se encuentra una imagen reciente de san Juan Bautista, original de Francisco Bolinches Bolinches. Quedó completamente restaurado y separado de la iglesia mediante una cancela de hierro forjado el 19 marzo de 1952, fecha ésta en que tomó posesión oficial de la Parroquia de Santa María Juan Comes Doménech, después de cuatro años de permanencia provisional.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above