Page 30

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

Entrando a Santa María por la puerta con acceso por la plaza de La Vila y casi en el techo se encuentra, salvada de la destrucción durante la Guerra Civil, una arqueta con los restos mortales de un héroe de nuestra villa, con la siguiente inscripción “HICI – IACET – LOP LOPEZ DVAELLO Y DECALDERO”. Al producirse el destructivo terremoto que asoló Ontinyent en 1248, el Rey Jaime I condonó las rentas que Ontinyent tenía que satisfacer al Rey mientras se reparaban las derruidas murallas. Robert Ignatius Burns, en su obra “Jaume I i els valencians”, dice que sobre la reparación de los daños para la reconstrucción de esta terrible emergencia las cantidades que la Villa debían desembolsar al Rey debían emplearse sólo para la reparación de las murallas y edificios y únicamente debían respetar y pagar las deudas contraídas con “Llop de Bailó”. Imagen de la iglesia de Santa María de Ontinyent anterior a la Guerra Civil, tomada de una vieja postal editada por la papelería y librería de José Soler. En el Cabildo municipal del 22 de marzo de 1849 se acordó arreglar el pavimento de esta iglesia de Santa María con materiales extraídos del derruido convento de Dominicos. Parece ser que esta obra terminó el año siguiente. El Consell de 27 de febrero de 1684 acordó arreglar la bóveda situada sobre el altar mayor que, al estar por algún tiempo sin tejado debido a reparaciones, las lluvias la habían estropeado. Se construyó otra de estilo barroco, dirigida por el fraile arquitecto Fray Alberto Pina, decorada a la moda del siglo XVII, ocultando la primitiva gótica. Esta obra fue realizada por Juan Pérez de Valencia en 1687, costando 200 libras, según consta en el “llibre de Consells”. Detrás del altar mayor existía una pequeña capilla en la que se veneraban las imágenes de los santos Abdón y Senén, así como también la de san Pedro de Verona.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above