Page 149

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

145 El amplio salón que ocupaba el museo tenía el suelo cubierto de parqué de madera, al igual que las paredes y el techo, lo que contribuía a que el silencio y la sonoridad fueran perfectas. Sobre la puerta de entrada, un medallón y un conjunto parcial del museo, donde se podían admirar, entre otros objetos, dos de los siete bargueños que albergaba. Según Carles Sarthou Carreres, en la Geografía del Reino de Valencia de 1914, en una tertulia literaria celebrada en casa del cronista provincial señor Aloy, Luis Tortosa Calatayud, heredero del antiguo propietario, dio a conocer parte de las preciosidades que componía el museo, algunas de la cuales aparecen fotografiadas en este reportaje. Durante la contienda civil 1936/39 fue trasladado todo el fondo museístico de la Ereta a Xàtiva. Terminada la Guerra Civil fue devuelto el museo a los dueños, los señores Tortosa de Ontinyent. Uno de los atractivos turísticos para los visitantes distinguidos llegados a Ontinyent consistía en la visita a este museo. En el Archivo Municipal de Ontinyent se conserva un documento en el que se señala el recorrido a seguir durante la visita que realizó en 1940 el Gobernador Civil de la provincia de Valencia, Francisco J. Planas de Tovar, en el que el 11 itinerario era el siguiente: “11 Museo de Pintura de la Ereta donde se puede admirar una interesante colección de obras pictoricas entre ellas los doce Apóstoles de Rubens (o perfecta copia de los mismos), un S. José de Calasanz, auténtico Goya, una tabla de Alberto Durero, etc., y un magnífico tríptico de marfil, entre otras joyas de arte” .


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above