Page 143

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

139 Se aprecia el edificio, cubierta su entrada por una gran arbolada e imponente verja de hierro fundido. Los balcones del segundo piso, que se aprecian en la imagen, fueron el lugar donde estaba instalado el museo. Esta fastuosa morada poseía un frondoso jardín con varias torre que semejaban la arquitectura militar medieval. En el extremo Este, como mojón final de la propiedad, se encontraba esta torreta con arco califal. Era uno más de los múltiples caprichos en el frondoso jardín. Al abrir el


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above