Page 126

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

122 La bóveda es de medio cañón con arcos fajones de medio punto decoradas con pinturas que representan escenas de la vida de san Francisco. Recuerdo, terminada la Guerra Civil, siendo yo un pequeño de ocho años, el lamentable aspecto que ofrecía este templo: habían aniquilado toda manifestación religiosa, estaban picadas las paredes por haber arrancado los altares laterales y parte de ellas embadurnadas de pintura, puesto que en el edificio se instaló el Sindicato Único de Pintura. En honor a la verdad, sólo se salvó la decoración del techo. Aquí, un poco adecentado el edificio, recibimos los niños de la parroquia de San Carlos los primeros conocimientos de catecismo, para la primera Comunión. Mi pensamiento de entonces al ver aquel desastre era de verdadera lástima por haber destruido los hombres aquel lugar y creía que nunca se restablecería totalmente el templo. Pasados los años, debido al tesón y religiosidad del pueblo, bajo la dirección de los PP Franciscanos, que lo atienden espiritualmente, quedaría restaurada totalmente esta iglesia. Da gusto contemplarla, porque de relativo valor artístico, se ha convertido en un agradable conjunto. La última y muy acertada restauración de este templo se realizó en 1997, bajo la dirección del P. José Mitsuf.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above