Page 107

ONTINYENT ARTE E IGLESIAS

103 Relicario situado en la parte izquierda del presbiterio de san Carlos. Perteneció a la vieja y noble familia Osca. Concretamente a Inés Osca Conca. Durante la Guerra Civil lo trasladaron al Vaticano, para evitar su desaparición; posteriormente, y después de múltiples gestiones, se pudo recuperar gracias a las buenas gestiones realizadas por el franciscano, hijo de Ontinyent, P. Rafael Sanz. El nieto de la donante, José Maestre Salto, me lo hizo saber cuando estaba preparando mi libro “Oratorios y ermitas de Ontinyent.”, en ocasión de mostrarme el oratorio particular, hoy desaparecido, de su finca llamada casa “Borrás de Dalt”. Esta donación a la parroquia de San Carlos se realizó siendo párroco Vicente Cremades En esta parroquia de San Carlos existe un acta notarial en la que se acredita que en este relicario se encuentran trescientas. sesenta y cinco reliquias de santos y santas. En el mismo presbiterio de san Carlos y en la parte derecha existe otro relicario en cuyo frontis figuran las imágenes de la Santísima Trinidad. Fue donado por la familia Calatayud, descendiente de los Barones de Agres y Sellés, cuyo domicilio, hasta los años 60, estaba situado pared con pared con esta iglesia. La costumbre de guardar reliquias de mártires y santos en relicarios proviene de los primeros siglos del cristianismo; se han conservado siempre en catedrales, iglesias, monasterios y hasta incluso en algunas familias distinguidas, como los que aquí se exponen, donados a la parroquia de San Carlos.


ONTINYENT ARTE E IGLESIAS
To see the actual publication please follow the link above