Page 14

ONTINYENT. ACERVO CULTURAL DESAPARECIDO

A san Pablo se le representa frecuentemente como un evangelista escribiendo sus epístolas. También los artistas hacen uso de la espada como atributo. Pero en la Alta Edad Media se le pintaba con frente algo calva y barba larga. Pablo, después de Jesús, es la figura más impor- tante de la historia del cristianismo. Conocemos su vida a través de los “Hechos de los Apóstoles” y por sus propios escritos. Nació en Tarso, en Asia Menor, hacia el año 10, de una familia judía de cultura griega, siendo, al igual que su padre, naturalizado romano. Su nombre fue Saulo, que recibió en recuerdo del primer rey de Israel. Tras su conversión, cambia por humildad por el de Pablo. (En latín Pablo significa “pequeño”). Nota Pese a no poder reproducir con calidad fotográfica adecuada los cuadros que les mostramos, debido a encontrarse en mal estado las fotografías originales, se exponen como testimonio de esta magnífica colección pictórica desaparecida. Imagen de Juan el Bautista. Tiene aspecto de un anacoreta en el desierto, vestido con una túnica de pelo de camello o piel de carnero, tal como lo reproducen los artistas desde finales de la Edad Media. Lleva un bastón en la mano con el estandarte que dice: “Este es el cordero de Dios” y aparece señalando y acariciando a un cordero que tiene delante, entre las piernas. Juan dice de Jesús, que camina delante de Él: “He aquí al cordero de Dios” (Jn 1, 36). “Ya está el hacha puesta para cortar de raíz los árboles” (Mt 3, 10). Juan llevaba una vida ascética, anunciando la cercanía de la venida del Mesías. Bautizó a Jesús y el Espíritu Santo lo señaló con: “Tu eres mi hijo”, dice la voz procedente del Cielo (Lc 3, 21-22).


ONTINYENT. ACERVO CULTURAL DESAPARECIDO
To see the actual publication please follow the link above